Ecuador jugará dos partidos entre el jueves de esta semana y martes de la próxima a Paraguay y Colombia, respectivamente y procurará mantenerse en la cúspide de la Eliminatoria sudamericana que entrega cuatro cupos y medio al Mundial de Rusia; la expectativa creada por el equipo ecuatoriano por su volumen de juego ofensivo y gran trato a la pelota, es inmensa dentro y fuera del continente.

Varios especialistas ubican a nuestro país como favorito para clasificar a Rusia, inclusive los más optimistas apuntan a que la clasificación de Ecuador a la cita rusa se podría dar en este mismo año, la campaña perfecta del equipo que dirige Gustavo Quinteros que, al lograr doce puntos de doce posibles, lo ha convertido en firme candidato.

Quinteros buscará en estos días recuperar la famosa memoria colectiva que los seleccionados plasmaron en este fabuloso inicio de Eliminatoria; si bien es cierto, varios jugadores no han tenido ritmo formal de competencia, ya sea por lesiones o porque simplemente sus técnicos no los hacen jugar, queda claro que existe una especie de transformación de esos jugadores al momento de ponerse la camiseta ecuatoriana.

El saber que Antonio Valencia ya volvió a las canchas en la Premier League abre la esperanza para que ese medio campo se vea fortalecido, si bien es cierto, apenas actuó noventa minutos luego de varios meses de recuperación por la extraña lesión que sufrió en su empeine, su presencia siempre será importantísima para el grueso del plantel, ¡Es Antonio Valencia!

Aunque hay preocupación por la falta de ritmo de Jefferson Montero, no quedarían dudas para que Quinteros lo ponga como titular ante los guaraníes; esa memoria habla de lo mal que la han pasado los jugadores paraguayos que han debido marcar a Jefferson. La última vez a Jeff lo seguían buscando hasta en las afueras del estadio Atahualpa, su calidad debe estar intacta.

Al descartar a Felipe Caicedo por su lesión en la liga española,  la titularidad indiscutida será de Enner Valencia que ha vuelto a jugar en el West Ham porque es hombre de confianza de su entrenador Slaven Bilic. Quinteros lo conoce muy bien y podrá sacar lo mejor de él en estos partidos ante paraguayos y colombianos.

Se espera que no se sienta la ausencia de Miller Bolaños, su influencia ha sido determinante en este proceso de Gustavo Quinteros, la repentización que ha causado zozobra a cuanta defensa enfrentaba, podrá suplirse con Juan Cazares, cuya vertiginosa y ya real carrera futbolística lo ha convertido casi en el sustituto natural hasta la vuelta de Miller. Lo que Cazares está desarrollando con el Atlético Mineiro en el inmenso fútbol brasileño marca su consolidación y será un gran aporte en la ofensiva ecuatoriana.

Se aspira que la parte central de la línea de zagueros sea con Achillier y Erazo, ellos han sido básicos en esta campaña junto al resto de la defensa, han logrado complementarse y eso es muy importante para procurar que el arco tricolor sea el que menos goles haya recibido en la presente Eliminatoria.

Al final, considero que hay más certezas que dudas y que el jueves, primero, se va a pelear hasta el último segundo del partido ante los paraguayos, para que la fortaleza de ser locales se mantenga intacta y que afiance la clasificación a otro mundial de fútbol. Solo es cuestión de soñar, los muchachos ecuatorianos sueñan, nosotros también debemos hacerlo. Las dudas las echemos al viento.

Por Reinaldo Romero