Este 25 de noviembre se celebra el día Internacional de la No Violencia a la Mujer declarado por la ONU en 1999. La violencia contra la mujer es uno de los principales problemas presentes en todas las regiones del mundo que se busca erradicar.

Una mujer muere cada tres días víctima de la violencia machista en Ecuador y cada día 28 menores y adolescentes sufren algún tipo de violencia sexual, aseguró la ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Rosana Alvarado.

Este 25 de noviembre, se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres y en varias partes del mundo se recuerda esta fecha, además que la Organización de las Naciones Unidas ha lanzado su campaña “Únete para poner fin a la violencia contra las mujeres”.

Pero de donde nace esta conmemoración, esto se remonta al año de 1960, cuando tres hermanas Patria, Minerva y María también conocidas como Las Mirabal o Mariposas que se opusieron fervientemente a la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo, en ese entonces gobernador de la República Dominicana, fueron asesinadas por órdenes de éste el 25 de noviembre de ese año.

En su honor en 1981 en el marco del Primer Encuentro Feminista Latinoamericano y del Caribe se declaró el 25 de noviembre como el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer.

Y años más tarde en 1993 la Asamblea General de la ONU aprobó la declaración de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y definió esto como todo acto de violencia basado en el género.

 Sin embargo, solo fue hasta el 17 de noviembre de 1999 cuando la ONU decidió designar el 25 de noviembre como el Día Internacional de la No Violencia contra la Mujer, desde entonces invita a los gobiernos a realizar campañas para llamar la atención pública sobre este problema.

Precisamente la ONU señala que en diferentes partes del mundo hay mujeres que sufren acoso ya sea sexual y de otras formas de violencia, por lo que, con su campaña, busca que las mujeres que se sienten afectadas como primer paso rompan el silencio para transformar la cultura de la violencia de género, además que todas las personas que presencian un acto de violencia a una mujer también lo denuncien.

Una de cada tres mujeres y niñas experimenta episodios de violencia a lo largo de su vida… Son demasiadas. Ocurre en todos los países y dentro de todas las sociedades. Sucede en los hogares, las escuelas, las calles, en el trabajo, en Internet y en campamentos de personas refugiadas. En contextos de guerra e, incluso, en periodos de paz. Con demasiada frecuencia, se naturalizan estos episodios y no reciben el castigo que merece, señala ONU Mujeres.

Todos formamos parte del cambio:

Foto: coenfeba.com