La tercera etapa de la Volta a Catalunya significó un nuevo cambio de líder en la clasificación general. El británico Adam Yates se adjudicó la punta y Richard Carapaz fue pieza clave para que su compañero se lleve la victoria.

La jornada 3 comprendió un trazado inclinado de 203.1 km entre el Canal Olímpico de Cataluña y la estación de esquí Vallter 2000. En este último sitio, los pedalistas se enfrentaron a un ascenso especial hasta meta de 11.3 km con desnivel del 7.6%.

La fuga, formada desde los primeros kilómetros, se mantuvo pedaleando en solitario hasta la recta final de la carrera. A unos 30 km de meta, cuando la carretera empezaba a inclinarse, el grupo perseguidor, en el que Richard Carapaz trabajaba con Ineos Grenadiers, empezó a reducir la distancia considerablemente.

El pedalista español Alejandro Valverde, del Movistar Team, fue uno de los primeros en atacar intentando interceptar a la fuga. Ya en la pelea junto a los escapados, Adam Yates se escapó en el último par de kilómetros, dejando atrás a Sepp Kuss, Valverde y con un Esteban Chaves metiéndose en la lucha por el podio.

El británico de Ineos Grenadiers cruzó la meta en solitario promediando cinco horas y 58 segundos de constante pedaleo. A 13 segundos llegó el colombiano Chaves y  Valverde tercero, a 19.

De esta forma, y por tercera vez consecutiva, la clasificación general tiene un nuevo líder. Yates ascendió cinco casillas y se ubica en la cima de la clasificación, en segundo lugar su compañero de equipo, el australiano Richie Porte y en tercera posición el antiguo líder, Joao Almeida.

El ecuatoriano Richard Carapaz, que se mantuvo peleando en el grupo perseguidor en gran parte de la carrera, sufrió en el último puerto y se quedó atrás, no sin antes haber aguantado la marca de sus contrincantes, siendo fundamental en el ataque de Yates.

El otro tricolor, Jonathan Caicedo, también se complicó en el ascenso a Vallter 2000 y se quedó en la cola del pelotón.

CLASIFICACIÓN GENERAL