Este viernes llegó al país Álex Quiñónez velocista ecuatoriano de 100 y 200m planos. El esmeraldeño consiguió esta semana la presea de bronce en el Mundial de Atletismo en Doha-Catar. Al llegar a Quito contó que esperaba conseguir la medalla dorada.

Alex Quiñónez en julio se proclamó campeón en los Juegos Panamericanos. Sin embargo esa buena actuación no la pudo repetir en la final de la Liga de Diamantes con su equipo  FC Barcelona.

De la misma forma añadió que el calor y las altas temperatura le dificultaron, en el antes, y durante de la competición:

“Esto me encanta, siempre compito con el corazón. Me afectó la primera salida. Fue muy duro porque estaba en Portugal y no logré asimilar el clima, había mucho calor”

El deportista tricolor de 30 años no obstante detalló que está muy feliz por darle réditos al país y contó que estuvo muy cerca de dejar el deporte:

“Somos una familia, el entrenador, el fisioterapista, mis compañeros. Todos nos estamos apoyando. Hace 2 años estuve apunto de retirarme, por mis compañeras estoy aquí y me lo propuse y estoy nuevamente en en podio”

Finalmente acotó que se va de vacaciones donde visitará a su familia y en especial a su madre a la cual no ha visto hace 8 meses. Esto antes de comenzar los entrenamientos para los Juegos Olímpicos.

Escuche las palabras de Álex Quiñónez: