Alex Quiñónez es uno de los atletas más destacados del país. El velocista esmeraldeño, que persigue su clasificación olímpica para el 2020, nos habló acerca de lo que ha sido su temporada.

“Este ha sido el mejor año de mi carrera deportiva. De todos los logros conseguidos, me faltaba una medalla panamericana además de una medalla mundial y pudimos conseguirlas. Ahora solo debemos seguir trabajando para conseguir cosas mejores”, dijo el tricolor quien además cumplió un papel destacado en la Liga de Diamante.

En medio de todo lo conseguido, Alex destacó su actuación en los Juegos Panamericanos, en donde además de consagrarse campeón, vivió varias experiencias como cantar el himno en medio de una emoción que calificó de indescriptible.  Por la connotación de lo sucedido en Lima, el atleta consideró que lo vivido en la capital peruana  supera todo lo que se consiguió en el mundial de Doha.

“Es lo mejor que me pasó este año en lo deportivo  y seguro es  una experiencia que me va a quedar marcada para toda mi vida”, añadió.

Una vez cerrado el capítulo de los Juegos Panamericanos, la Liga de Diamante y el Mundial todo su  esfuerzo,  se centrará  en la clasificación a Tokio 2020. Pensando en el evento que se llevará a cabo en el verano nipón,  Alex se mostró muy tranquilo con todo lo planificado y cree que si todo se hace de la manera adecuada  para llegar en óptimas condiciones, se puede pelear por un podio olímpico.

Finalmente el campeón panamericano y medallista de bronce mundial habló acerca de los momentos difíciles que atravesó y cómo afrontó los mismos.

“Mi sonrisa nunca se perdió, lo único que sucedió es que me retiré dos años, pero nunca dejé de ser una persona alegre.  Nunca voy a cambiar mi forma de ser, soy alguien que disfruta todo lo que hace  y si no fuera así, no estuviera aquí”, apuntó al respecto.