Ana Ivanovic ha anunciado su retirada del tenis profesional a los 29 años. La serbia deja atrás un currículo envidiable en el que destacan 15 títulos WTA (entre ellos, el Roland Garros de 2008) y el número uno del mundo que lució durante 12 semanas en dos etapas diferentes. La concatenación de lesiones, el mal de todo deportista, ha acabado con la paciencia de la que fuera icono de Adidas.