Andy Murray, anunció mediante las redes sociales que no jugará en Wimbledon para continuar con su recuperación de la lesión de cadera.

El escocés Andy Murray será baja para el torneo de Wimbledon, que comenzó este lunes, al considerar que no está lo suficientemente preparado como para participar en el Grand Slam.

Murray se operó en enero de la cadera y ha estado casi un año alejado de las pistas por lo que según el escocés no se siente listo para disputar un torneo tan importante como el Wimbledon.

Andy además puntualizó que comenzará este lunes a entrenarse en pistas de cemento y continuará con su rehabilitación para estar de vuelta en la gira estadounidense de superficie dura.