Santiago Lange, quien recientemente ganó una dura batalla contra un cáncer de pulmón, consiguió el martes otra victoria al adjudicarse la medalla de oro por primera vez para el yachting de su país, en la especialidad Nacra 17 junto a Cecilia Carranza.

La medalla de plata fue para los australianos y el bronce para los austríacos. Lange, de 54 años, y Carranza, de 29, habían comenzado el día en el primer lugar de la clasificación general, pero por una penalización debieron partir desde la última posición de las embarcaciones. La carrera comenzó a tomar forma de hazaña cuando la pareja recibió otra penalización al intentar superar indebidamente a la embarcación de los austríacos, pero con la fuerza de Carranza y la experiencia de Lange los tripulantes argentinos salieron al frente y consiguieron el oro luego de finalizar sextos en la competencia.

Para Lange es la tercera medalla Olímpica en seis asistencias a los Juegos, después de haber conseguido el bronce en Atenas en el 2004 y Pekín en el 2008, ambas acompañado por el ya retirado Carlos Espínola.

Lange, quien luego de divorciarse de su esposa estuvo viviendo cuatro años en un barco prestado porque no tenía dinero, debió superar más tarde un cáncer de pulmón que puso en duda su participación en Rio 2016.  “Fue tremendo. Yo lo llevé al hospital en Barcelona cuando se descompuso. Jamás pensé que podría recuperarse y acá estamos, listos para navegar”, le había contado su compañera de embarcación al diario argentino Clarín antes de los Juegos. Pero seguramente para Lange la medalla será tan importante como la satisfacción de haber compartido los Juegos en Rio 2016 con sus hijos  Yago y Klaus.

Fuente: rio2016