Augusto Morán, presidente del Comité Olímpico Ecuatoriano, resaltó el trabajo de la delegación ecuatoriana que representó al país en los recientes Juegos Panamericanos de Toronto, Canadá. “Muy contento por el esfuerzo de los 167 deportistas que nos estuvieron representando en la décimo séptima edición de los Juegos Panamericanos”, sostuvo.

Morán felicitó no sólo a los que obtuvieron preseas, sino a la totalidad de deportistas. “No sólo agradecemos a los que ganaron medallas, sino a todos, porque dejaron el esfuerzo y la dedicación por el país. Los resultados hablan de un progreso, un desarrollo y una inversión del Gobierno Nacional a través del Ministerio del Deporte y de las distintas federaciones por el deporte”, agregó.

Finalmente, se refirió a la polémica suscitada en torno a la participación del velocista Alex Quiñónez. “Todo empezó con el tema de las clasificaciones de los deportistas de atletismo, tuvimos una serie de inconvenientes porque hubo demasiados deportistas que impusieron la marca necesaria para clasificar. La organización tenía previsto recibir a 685 deportistas en la categoría de atletismo y clasificaron 1.070 atletas. Después de algunas reuniones técnicas, finalmente lo pudimos inscribir para que participe”, concluyó. El próximo gran reto del COE serán los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, a mediados de 2016.