El tenista australiano, Bernard Tomic, ha vuelto a protagonizar una nueva polémica, tras reconocer que juega al tenis por dinero, no por amor.

En una entrevista para el programa Sunday Night del Canal 7 de la televisión australiana. El jugador de 24 años, nacido en Stuttgart ha vuelto a generar revuelo tras unas polémicas declaraciones donde dijo que le mueve a ser un profesional de este deporte es el dinero y no la pasión. “No juego al tenis por amor, juego por dinero”, señaló.

El tenista no entiende por qué la afición australiana la ha tomado con él, pero no parece importarle mucho: “Seguramente a la gente no le gusto, pero, a los 24 años, ya les gustaría tener lo que tengo yo. Ellos sueñan con coches y casas, yo voy y los compro.”, se congratuló. Además agregó que viene de una familia humilde y tal vez sea su apego por la economía. “Vengo de una familia humilde. No teníamos dinero. Nadie sabe la clase de vida que he vivido. Vinimos de Stuttgart básicamente con nada”.