Acaba de culminar la etapa 16 del Tour de Francia y nuestro compatriota Richard Carapaz, del Ineos Grenadiers, terminó en segundo lugar por detrás del alemán Lennard Kämna.

Este tramo, de la carrera con más renombre en el mundo del ciclismo, se componía de 164 km y de cinco puertos, de los cuales uno de ellos es de primera categoría. Estos puertos otorgan 10, 8, 6, 4, 2 y 1 puntos del primer hasta el sexto ciclista en ascender. Dichos puntos sirven para la clasificación general.

Carapaz estuvo en constante pelea por el primer puesto y nunca abandonó el pelotón de ciclistas que buscan el momento oportuno para despuntar y quedarse con la etapa. A falta de 20 kilómetros para la meta final, la Locomotora del Carchi se adueñó del primer lugar y parecía que se iría de largo a hacerse con el podio más alto de la etapa. Sin embargo, cuando ya solo restaban por recorrer 15 kilómetros, el alemán Kämna aprovechó la pendiente y rebasó al ecuatoriano sacando cada vez más segundos de diferencia. Al final, Carapaz terminó con un minuto y trece segundos por detrás del ganador. Carapaz fue galardonado con el premio al ciclista más combativo de la etapa.

Sin duda es un día histórico para el ciclismo y para el deporte ecuatoriano ya que Richard Carapaz sigue poniendo su nombre en lo alto de las carreras más importantes del mundo. Ya lo hizo coronándose con el Giro de Italia el año pasado y ahora se encuentra en el top 15 de la clasificación general del Tour de Francia y peleando por las primeras posiciones en cada etapa.

El esloveno Primoz Roglic, del Jumbo Visma, lidera la clasificación.