Mark Cavendish, del Deceuninck-Quick Step, impresionó y ganó la etapa 4 del Tour de Francia. El británico se impuso en el sprint final luego de tener contratiempos con su bicicleta durante el recorrido y sumó su victoria 31 en la Grande Boucle.

La cuarta jornada significó un recorrido llano, con 150.4 km entre Redon y Fougères.

La etapa de este martes inició con una peculiaridad, y es que, en el arranque, el pelotón se detuvo durante un par de minutos a modo de protesta debido a la serie de caídas que han existido en las primeras tres jornadas.

La carrera se reinició al instante y la fuga se formó unos kilómetros después. Pierre-Luc Périchon y Brent Van Moer se aventuraron en solitarios hasta la recta final del trazado.

El recorrido no tuvo contratiempos, el pelotón trabajó con calma y los escapados mantuvieron el ritmo hasta el final. Ya en los últimos km, Périchon fue cazado y Van Moer se fue solo. El belga fue capturado en los últimos 200 metros, momento en el que lote atacó para encarar el sprint final.

Mark Cavendish, que tuvo un contratiempo con su bicicleta a 52 km de meta, fue la sorpresa del día y se impuso llevarse la victoria. Todo el pelotón, en donde también pedaleaba la Locomotora del Carchi, cruzó en conjunto, por lo que sumaron el mismo tiempo que el ganador.

La clasificación general casi no sufrió cambios. El neerlandés Mathieu van der Poel se mantiene como líder, con Julian Alapahilippe y Richard Carapaz asechando desde cerca.

CLASIFICACIÓN GENERAL