El italino Giulio Ciccone se llevó la decimoquinta etapa del Giro al cruzar la meta en solitario. El corredor logró sacar una ventaja de hasta ocho minutos respecto al pelotón, en donde rodó el aún líder de la carrera, Richard Carapaz.

Este domingo se vivió una nueva jornada de alta montaña: 177 KM entre Rivarolo Canavese y Cogne, con dos puertos de primera categoría y uno de segunda.

La etapa contó con una fuga de varios corredores, pero se fue desmoronando cuando el terreno se inclinó. Ciccone soportó el ritmo en la delantera y lanzó un ataque a 22 km de meta, despojándose del colombiano Santiago Buitrago, Hugh Carthy y Antonio Pedrero.

El pedalista del Trek-Segafredo amplió el intervalo hasta el minuto y medio, respecto a sus cazadores, encarando el último ascenso a Cogne en solitario. Ninguno de los perseguidores pudo interceptarlo, por lo que cruzó la meta mientras celebró con su afición.

El pelotón llegó a 7:48. Ahí, INEOS Grenadiers cumplió con su trabajo durante toda la etapa, cobijando a su líder y cuidando la maglia rosa. En los últimos metros, Lennard Kamnay Fabio Felline lanzaron un ataque, mismo que fue respondido por el ecuatoriano.

La Locomotora del Carchi, que tuvo una ligera caída a inicio de etapa, finalizó junto a los favoritos, por lo que los intervalos en la clasificación general no variaron. Richard sostiene el liderato, con Jai Hindley y Joao Almeida siguiéndolo desde muy cerca, a 7 y 30 segundos, respectivamente.

CLASIFICACIONES