Las delegaciones ecuatorianas, de damas y varones, arribaron a Río de Janeiro el pasado fin de semana, donde desde este lunes jugarán el torneo de la categoría en ambas ramas. Las finales se jugarán el sábado.

 Luego de realizar intensas jornadas de entrenamiento a doble turno, tanto en el Club Nacional como en el Anexo Guayaquil Tenis Club, los tenistas pulieron sus estrategias y juego sobre la arcilla, superficie en la que se disputará el evento el cual es clasificatorio para el Mundial de Budapest, Hungría.

“Como todo torneo sudamericano será difícil, pero de eso se trata, hay que tener una mentalidad positiva para hacer el mejor papel posible. Vamos a tratar de estar competitivos”, dijo Jaime Pazmiño, el capitán del equipo femenino que lo integran Ariana Chan, Francesca Lilliegren y Mell Reasco.

“En particular el Sudamericano de 16 años es el más importante, por eso se llama Junior Fed Cup, eso lo saben las chicas. Todos los países van a poner a sus mejores tenistas, por eso van con muchas ganas e ilusión”, refirió Pazmiño.

Por su parte el equipo masculino está conformado por Cayetano March, Víctor Hugo Núñez y Oscar Mendoza, tendiendo como capitán a Raúl Viver, quien tratará de volcar toda su experiencia sobre los representantes tricolores.

“Este es un compromiso muy importante para los chicos porque se juegan la clasificación a un Mundial, ese es el objetivo de Ecuador, esa es la meta y la motivación”, indicó Viver, quien es el actual capitán del equipo Copa Davis.

Foto: @FETenis