El púgil ecuatoriano Julio Castillo perdió ante el jordano Hussein Eishaish Iashaish por 4-0 en los octavos de final de los octavos de final de la división de los 81-91 kilogramos de boxeo.

Castillo lució mucho mejor que su rival y ganó el primer asalto, pero en el segundo y tercer asalto perdió fuerza en sus golpes, recibió algunos del jordano y cayó por decisión unánime de los jueces en Tokio.

Castillo, quien fue uno de los abanderados de Ecuador en la ceremonia de apertura y tiene medallas de plata en los Juegos Suramericanos de Cochabamba 2018, Panamericanos de Lima 2019 y Mundial de Rusia 2019, se despidió sus terceros Juegos Olímpicos .

Foto: @ECUADORolimpico