Finalmente, las quejas hechas por varios atletas olímpicos ecuatorianos ante la falta de apoyo de las autoridades fueron respondidas. Este martes, el vicepresidente del Comité Olímpico Ecuatoriano (COE), John Zambrano, apareció para dar la contraparte del organismo deportivo ante la negativa de los atletas tricolores.

Todo inició luego de que el ciclista carchense, Richard Carapaz, alcanzara el oro en Tokio el pasado sábado 24 de julio. A pie de podio, con su cuerpo todavía recuperando la energía que quemó en un recorrido de 234 km, la Locomotora aclaró que esa hazaña era de él y de los suyos, pues las autoridades no habían sido parte del proceso: “En Ecuador nunca me apoyaron. Hemos venido solos y tuvimos que buscar masajista por nuestra propia cuenta“.

Este episodió desencadenó una serie de quejas por parte de los atletas ecuatorianos cuyo desempeño en los Juegos Olímpicos rozaba las medallas. Diana Durango y Marina Pérez (tiro deportivo); Juan Caicedo (lanzamiento de disco) o todo el equipo de halterofilia fueron solo algunos de los ejemplos que empezaron a arremeter contra las autoridades deportivas y su falta de soporte en las competencias internacionales.

Ante esto, la justificación de Zambrano, representante del COE, fue que no se puede esperar más de nuestro país: “Sí, ellos (los atletas) tienen razón, pero nuestra realidad es otra. ¿Acaso vivimos en Australia o Nueva Zelanda? No, esto es Ecuador“. Al mismo tiempo, el directivo responsabilizó a la Locomotora de que todo el problema se haya convertido en algo tan grande, pues “todo estaba bien hasta que Carapaz dice lo que dice“.

Entre otras cosas, Zambrano también habló sobre Caicedo, quien habría declarado públicamente que asistió a la cita olímpica sin indumentaria y en condiciones de salud adversas: “Entiendo que tenga problemas con el tema de sus lesiones, pero no me parece que se arme un problema muy grande por los uniformes. A Juan el COE le pagó el viaje en las pruebas de clasificación, pero claro, en Ecuador la gente no se hace responsable de lo suyo y cuando falla en alguna prueba tira contra la dirigencia

Además, el directivo afirmó que las federaciones deportivas del país son autónomas, al mismo tiempo que se refirió al Ministro de Deporte, Sebastián Palacios, y su accionar en lo acontecido: “El Ministro se siente amenazado. No me parece la idea de que intente responsabilizar al COE por todo, las federaciones son autónomas. Nosotros no elegimos quién va y quién no, eso es trabajo de cada entidad