Las oportunidades para participar de una competencia deportiva, como una carrera, son muy variadas en el país y si a la práctica del deporte se suma la remediación ambiental, entonces la idea base tiene una carga social muy relevante que vale la pena destacar, en especial desde la mirada de deportistas destacados como Vladimir Guerra e Ivan Proaño, quienes promueven estas iniciativas en la sociedad quiteña.

“La carrera tiene muy buena acogida y la caminata 4Km integra a la familia. Promovemos valores”, así lo señala Iván Proaño. Es importante contar con alternativas para realizar deporte, por ello es vital que carreras como El Recreo Scouts 10K se mantengan vigentes, para brindarle alternativas, tanto a los deportistas de élite como a las familias.

“El recorrido es bastante plano y técnico”, lo señala Vladimir Guerra. Es importante destacar esta competencia debido a que es la única carrera que se lleva a cabo en el sur de Quito, además esta es su 7ma edición y los premios que ofrece la competencia a sus ganadores son un gran incentivo para que realicen un gran desempeño.

“Por cada atleta participante sembraremos 5 árboles para reforestar el área del Pichincha”, señala Iván Proaño. Es importante que a través del deporte y la acogida que este tiene se busque un propósito más profundo, como lo es la remediación medioambiental. Este aspecto le brinda mucha importancia a la competencia por el carácter social y la responsabilidad que le da a los participantes, con el fin de remediar las pérdidas que ocasionaron los incendios en la ciudad de Quito.

Será muy significativo tanto para los participantes y los deportistas de élite que las carreras sirvan no solo para unir a la familia o para practicar deporte, sino que se convierten en mecanismos por medio de los cuales las iniciativas ecológicas como la reforestación pueden ejecutarse.