Maria Sharapova volverá a jugar en el Abierto de Stuttgart, pero su invitación al torneo no ha sentado bien a algunas tenistas, sin embargo la WTA defiende que la rusa ya habrá cumplido su sanción de 15 meses.

La más severa de todas ha sido la danesa Caroline Wozniacki, quien ha señalado que “es muy cuestionable, da igual quien sea, permitirle a un jugador que sigue suspendido jugar al final esa semana. Creo que es irrespetuoso para las otras jugadoras. Cualquiera merece una segunda oportunidad. Pero al mismo tiempo, cuando un tenista ha sido sancionada por dopaje, debe empezar desde abajo y luchar”

Mientras que la tenista italiana Francesca Schiavone expresó “Para ser sincera, espero ganarme la plaza. No espero nada de los demás. Como sabéis, hay otra persona que aceptó una invitación para Madrid y Roma… y probablemente lo hará para Roland Garros así que todo será más difícil. Y no tengo tanto poder como su equipo de mánagers. ¿Si contarán mis grandes resultados en París? No les importan una mierda”, sentenció.

Aunque María también tiene quien la defiende, como la rumana Simona Halep y la tenista bielorrusa Victoria Azarenka quien comentó  “creo que es una gran noticia para el tenis femenino. Ella tiene una gran cantidad de fans y eso va a atraer obviamente más atención para ver cómo lo hace. Creo que es bueno para el tenis y para el entretenimiento”.

Por su parte, la WTA ha publicado un comunicado para aclarar la situación: “Maria Sharapova se convierte en jugadora disponible para jugar torneos WTA a partir del miércoles 26 de abril, después de 15 meses de suspensión. Ella puede pedir y recibir un número ilimitado de invitaciones, incluido el Porsche Tennis Gran Prix, torneo donde hará su regreso. En conformidad con la WTA y las reglas del programa antidoping de tenis, Sharapova puede participar en la misma semana en la que acaba su suspensión, siempre que el primer partido del torneo sea un día después de la fecha fijada para su regreso. En Stuttgart, la primera ronda se puede disputar al tercer día de competición, por lo que la exnúmero uno puede aceptar la ‘wildcard’ y estar lista para jugar el torneo”.