En el 6to juego de la final de la NBA, los Toronto Raptors vencieron a los Golden State Warriors 114-110 y se coronaron campeones de la NBA.

La temporada de la NBA llega a su final y un campeón debe de ser coronado, es así que declaramos; Larga vida al rey del norte, larga vida a los Toronto Raptors, campeones de la NBA 2018-19.

Esta temporada ha dejado mucho de que hablar, sin duda alguna ha sido una montaña rusa de emociones. Primero lo primero; Los Raptors vencieron a los mejores equipos del este y del oeste para reclamar el trofeo Larry O’Brian, así llevándoselo, por primera vez en la historia, a Toronto, Canada.

El equipo de Kawhi Leonard, el jugador estrella y MVP de las finales que se integro al equipo a principios de la temporada y jugo tan solo 60 juegos toda la temporada, Kyle Lowry, el icono y líder del equipo, Marc Gasol, otro jugador que se integro a mediados de la temporada y ahora se encuentra en el podio junto a su hermano Pau como los únicos parientes en ser campeones de la NBA, el entrenador Nick Nurse, quien apenas tomo el puesto de técnico este año, y el presidente Masai Ujiri, el cual se arriesgo por todos estas opciones en busca de exactamente lo que se logro la noche de ayer, 13 de junio.

A pesar del resultado final y las celebraciones que acompañaron al pitazo final, no se puede olvidar de lo transcurrido en el juego. Kevin Durant sufrió una ruptura en el tendón de Aquiles, mientras que Klay Thompson se desgarro el ligamento anterior en la pierna izquierda, dos lesiones significativas para los Warriors y de las cuales siempre se preguntaran si podrían haber ganado si las lesiones no se hubieran producido, pero así son los deportes y el resultado final ya esta escrito en la historia.

A la organización, jugadores e hinchas de los Raptors, de nuestra parte aquí en la Red, felicitaciones en su gran triunfo, disfruten la victoria y gocen de las celebraciones. Larga vida al rey del norte, larga vida a los Toronto Raptors, campeones de la NBA 2018-19.