El Tribunal de Arbitraje Deportivo dio a conocer sus conclusiones acerca de Rusia, en torno a la suspensión que pesa sobre el deporte de ese país debido a los escándalos de dopaje. Tras una última audiencia, desarrollada en noviembre a puertas cerradas, el TAS finalmente hizo público su veredicto. Así, Rusia quedará excluida de todas las competencias oficiales de tipo internacional por un periodo de 2 años.

En diciembre de 2019, la Agencia Mundial Antidopaje sancionó a Rusia con una suspensión de 4 años, esta suspensión fue apelada ante el TAS que ratificó la sanción, aunque redujo su duración de cuatro a dos años. Los deportistas rusos, sin importar la disciplina, no podrán portar los colores del país ni cantar el himno nacional en ningún evento oficial. Siendo así, la única manera de tener deportistas de esa nacionales en diferentes eventos será bajo la figura de atletas neutrales para lo cual deberán los interesados deberán pasar por un proceso de evaluación.

Al quedar marginada de cualquier evento oficial, Rusia se perderá entre otras competencias, los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Además, las autoridades esperan por un pronunciamiento de la UEFA y la FIFA. En caso de que la selección de fútbol rusa califique a la Eurocopa y a la Copa Mundial deberá portar bandera neutral.

Cabe mencionar que, además de quedar inhabilitados para participar en los eventos internacionales, Rusia tampoco podrá postularse para ser sede de ninguna prueba. En principio, la suspensión terminará el 19 de diciembre de 2022.