El presidente de Bolivia, Evo Morales, ofreció este martes $50.000 (casi ¢28 millones) a cualquier deportista boliviano que gane una medalla de oro en los próximos Juegos Olímpicos de Río, con el propósito de incentivar sus rendimientos porque dijo que el país puede dar sorpresas.

“Después de hacer seguimiento de la capacidad, del entrenamiento y del esfuerzo de nuestros atletas, sabemos que podemos tener sorpresas y por eso hemos decidido que cualquier sorpresa será premiada por el gobierno nacional”, afirmó el mandatario durante un acto en el Palacio Presidencial, donde recibió a la delegación de 12 deportistas.

El mandatario detalló que “atleta que obtenga medalla de bronce será premiado con $30.000, atleta que obtenga medalla de plata con $40.000 y atleta que obtenga medalla de oro con $50.000”.

Bolivia no llegó nunca al podio de vencedores en ninguna edición de los Juegos Olímpicos y ni siquiera obtuvo una presea de bronce.

Morales, ya en enero pasado, realizó casi similar oferta de premiar con $30.000 a quien obtenga una medalla de oro en los próximos Juegos Odesur-2018 que se realizarán en su país, $20.000 a los que obtengan plata y $10.000 a los de bronce.

Los 12 deportistas bolivianos que estarán en Rio son, además de Castro, Wendy Cornejo, Stefany Coronado, Marco Rodríguez (20 km marcha); Ronald Quispe (50 km marcha); Rosmery Quispe (maratón); Karen Tórrez y José Quintanilla (natación); Martín Michel (judo); Oscar Soliz (ciclismo) y Rudolf Kjinenburg y Carina García (tiro). El equipo boliviano envió solo a cinco deportistas a los Juegos de Londres-2012.

Fuente: nación.com