Gabriel Solá es el penúltimo deportista ecuatoriano clasificado a los Juego Olímpicos Rio 2016. El deportista tricolor obtuvo su cupo en la disciplina de remo,  tras el preolímpico desarrollado en Chile. Cabe señalar que Solá debió esperar 13 días para que la Federación Internacional confirme su clasificación, la misma que se ratificó una vez que el máximo ente internacional notificó a la Federación Ecuatoriana y al Comité Olímpico Nacional.

“Para mí y para mi familia esta clasificación es un orgullo muy grande, veníamos trabajando muy duro y lo logramos, estamos felices porque se pudo lograr”, dijo el guayaquileño acerca de la clasificación a la cita ecuménica.

El remero ecuatoriano además nos contó acerca de sus inicios en esta disciplina en la cual incursionó luego de un largo paso por la natación. “Antes de ser remero era nadador llego una etapa en la que no quise seguir practicando la natación, un día decidí practicar este deporte y hablé con mi papá y le dije que ya no quería entrenar natación y él me llevó a la escuela de remo”, señaló.

 Una vez que incurrió en el remo, sus primeras participaciones fueron en la modalidad doble par, situación que cambió en el 2014. “Antes competía en la modalidad doble par, estuvimos en la clasificación para los Juegos de Toronto pero no lo logramos, ahí mi compañero decidió retirarse y mi entrenador me dijo que me iba a dedicar de lleno al singles, desde ahí se me metió en la cabeza que tenía que llegar a las Olimpiadas y finalmente lo logré”, concluyó.