Los inicios de años para Garbiñe Muguruza no son los mejores. Los primeros días de enero, la tenista hispano-venezolana ha sufrido lesiones que le han impedido continuar con su planificación para jugar en el primer Grand Slam del año, el Australia Open. En este año, durante los octavos de final del Torneo de Brisbane, Muguruza sufrió calambres insoportables que le impidieron continuar en el juego.

“Empezaron a dolerme los gemelos y pensé que se me pasaría, pero fueron aumentando y aumentando… Luego los calambres pasaron a la mano y no podía ni abrirla. Llegó un momento en el que no podía agarrar la raqueta ni correr”, comentó Muguruza al final del partido. El calor y el desgaste físico de dos horas en el partido contra Alexandra Krunic le pasaron factura.

En el tercer set, luego de recibir la devolución de Krunic, Muguruza intentó golpear la pelota. Su cuerpo lo impidió y se tendió en el suelo.  “Creo que fue solo la dureza del partido. Hubo peloteos largos e intensos, aunque también hacía calor y había, humedad, no lo sé…No me suelo acalambrar mucho, así que estoy realmente sorprendida de que hoy todo mi cuerpo reaccionara de este modo”.

Hace 3 años, en las mismas fechas, Muguruza sufrió una lesión en su tobillo. Hace 2 tuvo problemas con la planta de su pie izquierdo y el año pasado tuvo que renunciar a las semifinales del Toreno de Brisbane por molestias en su aductor.

Video de la lesión de Muguruza


Fuente: elpais.com