El periódico deportivo italiano Gazzetta Dello Sport en su edición impresa de este 12 de junio, publicó un artículo acerca de la llegada de Richard Caparaz a Ecuador después de ganar el Giro D’Italia 2019.

Traducción de la primera parte:

Arco de agua: el vuelo de Iberia Madrid-Quito ha completado el aterrizaje, dos camiones del aeropuerto Mariscal Sucre rodearon el avión, lo han regado por dos lados para crear un arco de agua, un ritual auspicioso que por lo general se lo hace para “bautizar” un avión, se ha creado un efecto arco iris. Richard Carapaz regresó a casa, el ganador del Gito D’Italia 2019, y fue recibido como un héroe nacional, una estrella de rock, un personaje destinado a permanecer durante décadas en la historia del país. Richie pisó su patria un poco después de las 4 pm de ayer, ahora ecuatoriana, en Italia era casi medianoche. Esperándolo estaba una alfombra roja y un autobús abierto. El hecho de que estaba lloviznando y de que la temperatura brillara no desanimó al corredor: con el trofeo ‘Senza fine’ del Giro con sus manos apretadas, Carapaz disfrutó de los treinta kilómetros de desfile al aire libre, desde el techo. El aeropuerto de Quito y la sede ecuatoriana de Movistar, la multinacional española a la que se dirigía Richie. En las carreteras mucha gente de color rosa y muchos ciclistas desde la primera y la última hora para “escoltar” el autobús. Tráfico paralizado. Muchos coros, los más populares: “Chucuchucuchú Carapaz”.

 

Foto: Cortesía de Ignacio Moscoso López, ecuatoriano que vive en Milán.