Alejandro Falla se cruzó en la aspiración de Giovanni Lapentti de tener una buena actuación en el Ecuador Open Quito, eliminándolo en la primera vuelta con parciales de 6-2 y 6-3, en el último partido de singles de la primera jornada del cuadro principal del torneo que se juega en el Club Jacarandá.

Un Falla impecable fue el que enfrentó el ecuatoriano, preciso con su devolución y muy consistente desde la línea de fondo, lo que complicó a Lapentti durante todo el encuentro. El mismo inició de mala manera para el tenista local pues apenas en el segundo juego perdió su juego de servicio, aunque recuperó el mismo al siguiente game, la situación volvió a estar en su contra tras escapársele un nuevo juego con su servicio en el cuarto juego, después del cual Falla tan solo conservó el suyo para sumar el primer set a su favor.

Para el segundo, “Giova” trató de presionar más al colombiano, con mayor porcentaje de primeros servicios, lo que generó que en sus juegos de saque tenga mejores resultados, pero Falla se mostró impenetrable, sin abrir espacios en sus juegos de servicio, se mantuvo acertado con la devolución, jugando siempre profundo, lo que apuraba a Lapentti, quien al final dio su brazo a torcer en el octavo juego, donde perdió su servicio, cerrando el colombiano el partido con el suyo.

“Fue un partido complicado, pero me sentí bastante bien, me gusta jugar en altura porque siempre lo he hecho, es triste ganarle a un amigo como Giovanni, pero así es el deporte y me siento feliz por la victoria y con expectativa de lo que pueda hacer en el siguiente encuentro”, fue el análisis Falla quien en la próxima ronda esperará al ganador del enfrentamiento entre Gonzalo Escobar y el italiano Paolo Lorenzi

Giovanni Lapentti se retira del tenis

Aún golpeado por su eliminación en primera ronda del Ecuador Open Quito, el tenista ecuatoriano Giovanni Lapentti se presentó ante los medios de comunicación para informar que se retira oficialmente del tenis profesional este año y que el partido ante Alejandro Falla fue el último de singles que disputará en la capital ecuatoriana.

Tras quebrarse en llanto, “Giova” recuperó el aliento para comunicarle al país que esta será la última temporada para él en el Circuito ATP, “es una decisión difícil, no lo hago porque esté enojado por la derrota, sino que lo he venido hablando con mi esposa en los últimos seis meses, lo hago más porque ahora tengo una familia, una hija de 5 años y otro de 2, que no los veo nunca y creo que no los estoy disfrutando como debería al verlos crecer”, fueron las palabras que explicaron la razón de abandonar el deporte en el cual ha destacado y entregado mucho al país.

El tenista guayaquileño aclaró que aunque se despide de Quito, aún tendrá algunos campeonatos en el camino, “no será el último torneo que juegue, porque todavía tengo ranking para jugar algunos de los que más me gustan, espero ingresar a las qualy de Roland Garros y el US Open y así realizar mi retiro paulatinamente” 

Sobre su futuro, Lapentti no lo tiene claro, pues todavía está enfocado en lo que quiere hacer en las horas que le quedan en cancha, “no se nada todavía de mi futuro, solo quiero disfrutar de mi familia y ya veremos que sucede, no he comunicado esta decisión a nadie, es algo que solo lo habíamos hablado con mi esposa, con quien tomé la misma”.

Giovanni Lapentti cierra así de a poco las páginas de su carrera dentro del tenis ecuatoriano, donde tuvo éxitos que lo pusieron en la palestra deportiva ecuatoriana y que dejarán su nombre en la historia del deporte blanco.


Verdasco peloteó con chicos quiteños

Saludó como si se tratasen de viejos amigos de barrio. Se tomó fotos y firmó autógrafos sin agotarse. Cerca de finalizar el encuentro con niños de escuelas populares y de alumnos del centro deportivo Metropolitano. Sucedió en la clínica de tenis auspiciada por Seguros Sucre, uno de los principales aliados del torneo.

Fueron 60 chicos que no salieron de su admiración luego de bolear con Fernando Verdasco, ubicado en puesto 45 en el ranking mundial.

Los padres de los chicos tampoco salían de su sorpresa en una fiesta inolvidable para todos, especialmente para los alumnos de la Unidad Educativa República de Bolivia.

Sin embargo, hubo un infante que le sorprendió a Verdasco, José María Páez , 11 años, alumno del centro educativo Jhaibe, boleó por tres minutos y le hizo correr un poco a Verdasco.