Jai Hindley, del BORA, asaltó la maglia rosa. El corredor australiano venció a Richard carapaz en el Passo Fedaia y es el nuevo líder de la clasificación general.

La vigésima jornada del Giro de Italia fue el último recorrido de alta montaña. Se trató de un trazado de 168 KM entre Belluno y la Marmolada, con dos puertos de primera categoría y la mítica Cima Coppi (Passo Pordoi).

La fuga se mantuvo en la delantera durante todo el recorrido y terminó con Alessandro Covi llevándose la victoria. El italiano lanzó un ataque, se separó de los escapados y terminó en solitario.
En el Passo Fedaia, el último puerto para meta, nuevamente la batalla se redujo a los tres favoritos: Carapaz, Hindley y Landa. El último de estos no soportó y se quedó en el camino.

Más adelante, Lennard Kamna, compañero del australiano, se soltó de la fuga y esperó a Hindley. Su apoyo sirvió para lanzar a su líder y detener al ecuatoriano.
Hindley se marchó sólido mientras Richard sufrió. El del BORA terminó a más de un minuto del tricolor, por lo que se convirtió en el nuevo líder de la clasificación general. Carapaz es segundo, a 1:25. Landa, que finalmente logró superar a la Locomotora, sigue tercero, a 1:51.
Resta una jornada, un recorrido cronometrado de 17.4 KM en Verona.