Este viernes 9 de abril, se disputó la etapa 5 de la Vuelta al País Vasco. El Deceuninck consiguió un doble podio con Mikkel Frolich Honoré y Josef Cerny, quienes llegaron en primer y segundo lugar, respectivamente.

La quinta y penúltima jornada del certamen español comprendió una distancia de 160.2 km entre las localidades de Hondarribia y Ondarroa. El recorrido contó con tres puertos de montaña de tercer rango.

Los dos ciclistas del Deceuninck-Quick Step se mantuvieron en la cabeza de carrera luego de meterse en la fuga de los primeros kilómetros. Junto a ellos, al grupo de escapados lo conformaba Ide Schelling, Julien Bernard y Andrey Amador, compañero de Carapaz en el team Ineos.

Mientras tanto, la Locomotora se mantuvo en el pelotón como gregario de Adam Yates y ayudando en el abastecimiento de agua para sus compañeros de equipo. Además, en el grupo perseguidor también pedaleaban los otros ecuatorianos, Jefferson Cepeda (Caja Rural) y Jonathan Caicedo (EF Education-Nippo).

La llegada por parte de Honoré y Cerny fue una recreación de lo que hicieron Carapaz y el polaco, Michal Kwiatkowski, en la última edición del Tour de Francia.

En esta ocasión, los pedalistas del Deceuninck cruzaron la meta juntos y con una considerable ventaja respecto a sus perseguidores, tal como lo hicieron el par de Ineos Grenadiers en la etapa 18 de la cita francesa en 2020.

En la clasificación general, el estadounidense Brandon McNulty se mantiene como el líder. Mientras tanto, el Carapaz descendió hasta la casilla 29, lo propio con Cepeda en la 77 y Caicedo ascendió hasta la 83.

CLASIFICACIÓN GENERAL