Isaiah Thomas regresó a las canchas esternando camiseta, la de los Clevelands Cavaliers. El ex base de los Boston Celtic tuvo una lesión en la cadera que le impidió terminar la temporada con normalidad. Para él, el 2017 fue el mejor año profesional, pero fue el peor en su vida personal.

“2017 empezó con muchas promesas y acabó con mucho dolor. El mejor año de mi carrera es el peor de mi vida”, comentó el nuevo jugador de lao Clevelands. Durante el año pasado, perdió a su hermana de 22 años luego de un accidente de tránsito. Al siguiente día de la muerte de su hermana, Isaiah jugó el primer partido de los Playoffs contra los Chicago Bulls.

Al analizar a su ex equipo, comentó que tenían buenos jugadores, pero a lo largo del año perdieron corazón y el alma. “Tienen buenos jugadores y un gran entrenador, pero se necesita más que talento. Perdieron mucho corazón y alma. Sentía que habíamos construido algo en Boston y estábamos cerca. Eso es lo que duele. Pasamos de la lotería a las finales”.

En el partido entre Clevelands y los Portland Trail Blazers, Isaiah Thomas salió del banco para jugar 19 minutos y anotar 17 puntos con 3 asistencias. Esta noche, Thomas jugará contra su antiguo equipo, Boston Celtic. Pero el cuerpo técnico de los Clevelands desea que Thomas se recupere de la mejor manera, luego de la lesión de cadera.

Fuente: elpais.ec