Jalisco es considerado en el contexto nacional mexicano como el estado líder en relación al deporte, gracias a la infraestructura que posibilita la realización de eventos de carácter mundial. Sin embargo, ha enfrentado problemas para ser asignado como sede de competencias tanto nacionales como internacionales por los problemas que se suscitan en este estado y también porque las cuotas que resultan difíciles de cubrir.

Un ejemplo de ello son las olimpiadas nacionales los cuales debían disputarse en 2015, pero los conflictos propiciaron la cancelación de los mismos. Además en 2017 la ciudad de Guadalajara enfrentó una multa por parte de la Federación Internacional de natación (FINA), la cual establece cinco millones de sanción por la cancelación de los mundiales de natación que debían realizarse este año, pero que han sido reasignados para disputarse en julio próximo en la ciudad de Budapest, Hungría.

En relación al tema André Marx Miranda, director del Code Jalisco, aclaró: “Son situaciones que han quedado fuera del alcance de nosotros. No hemos tenido nada que ver y no ha sido una situación de incumplimiento o una situación en donde haya fallado el Estado. En el caso del Mundial de Natación, pues fue una situación meramente federal”, dijo Marx Miranda.