La camiseta extraviada del mariscal de campo de los campeones del Super Bowl, los Patriots de Nueva Inglaterra, Tom Brady, está valuada en 500.000 dólares, de acuerdo a un informe de la Policía de Houston.

El jugador no pudo encontrar su casaca en el vestuario, luego del histórico triunfo por 34-28 sobre Falcons de Atlanta en la final del Super Bowl. “La puse en mi bolso y salí un momento, cuando regresé ya no estaba ahí”, dijo Brady, dueño de la camiseta número 12. “Es una situación lamentable porque es una buena pieza de recuerdo”, agregó.

¿Quién la tiene? Es un misterio. Lo cierto es que Brady avisó que “si llega a aparecer a la venta en eBay, o en alguna parte, avísenme, así puedo seguir la pista”. Mientras tanto, la policía de Houston calificó la desaparición como un crimen de primer grado.

Las investigaciones continúan para identificar quién estaba en el vestuario de los Patriots en el momento que se llevaron la preciada camiseta. Un agente de la policía de Houston estuvo asignado frente a la puerta del vestuario, pero el acceso correspondía a la seguridad de los Patriots.

Mientras tanto, los Rangers de Texas, la principal fuerza policial del estado, colaboran en la investigación junto al departamento de seguridad de la NFL.

Fuente: Clarín