El Rally Dakar es hoy e históricamente la competencia más exigente del mundo en su categoría, atrayendo así a miles de periodistas y espectadores alrededor del mundo, en una especie de mística que se fue construyendo a través de los años y que en la actualidad le representa una serie de ingresos considerables a cada país que lo organiza. El Gobierno peruano declaró al evento de ‘interés nacional’ y confirmó que invertirá un monto cercano a los 6 millones de dólares a fin de sobrepasar las expectativas que genera.

Tal es así que, tras haberse ausentado durante la edición del año pasado, Perú vuelve a formar parte del conjunto de países que albergan el circuito en lo que también será el aniversario número 40 de la competencia.

Según reveló ministro peruano de Comercio Exterior y Turismo, Eduardo Ferreyros esta semana, el Gobierno local destinará seis millones de dólares para el desarrollo del certamen, siendo la misma cantidad que se gastó durante última edición en el país andino en el 2013.

Partiendo del desierto peruano, la ruta del rally seguirá por Bolivia y concluirá en Córdoba, Argentina, en una edición que celebrará, además, 10 años de la competencia en América Latina.

Fuente: Marketing Registrado