Francisco Robayo, Gerente del centro ECU-911, y Rafael Rodríguez, encargado de la logística y seguridad de la competencia, hablaron sobre el despliegue operativo para llevar a cabo con todo éxito esta décimo primera edición de la emblemática carrera nocturna que recorre el centro histórico de la ciudad.

“El Servicio Integrado de Seguridad, como un aporte al deporte, ha puesto todo su contingente para monitorear la carrera de la Ruta de las Iglesias.” Para sacar adelante este operativo la Policía Nacional, el Cuerpo de Bomberos, Ministerio de Salud Pública, Cruz Roja Ecuatoriana y los demás servicios municipales han coordinado esfuerzos para responder cualquier posible emergencia.

El sistema de video vigilancia cuenta con 467 cámaras instaladas en todo el distrito metropolitano. Para el desarrollo de la carrera, 36 cámaras monitorearán todo el trayecto desde su partida en el centro hasta la llegada ubicada en la Avenida de Los Shyris.

La Ruta de las Iglesias se ha convertido en un evento deportivo emblemático de la ciudad de Quito, sin embargo este año la competencia tiene un matiz especial. “Esta edición será un homenaje a Saadin Zolah, pionero en impulsar este evento”. Zolah falleció en Boston producto del impacto con un automóvil durante el transcurso de una competencia en bicicleta.

El operativo de colocación de los equipos necesarios empezará este viernes 28 de agosto a las 20:00 con la instalación de plataformas en la Avenida de los Shyris. Con la finalidad de evitar el tráfico se ha implementado un plan para trasladar a la mayor cantidad de atletas hasta el punto de partida.

La entrega de chips se realizará los días 27 y 28 en el Megamaxi de la Avenida 6 de Diciembre desde las 10:00 hasta las 20:00.