Los nuevos dueños de la Fórmula 1 no esconden su interés en celebrar otra prueba en Estados Unidos, y Chase Carey señaló como objetivo principal correr en Nueva York. Miami, Los Ángeles o Las Vegas son las otras opciones.

Desde que Liberty Media llegó a la Fórmula 1 para hacerse cargo del campeonato, los nuevos propietarios han declarado que Estados Unidos debería ganar importancia en la categoría. Chase Carey, presidente de la F1, declaró “Estados Unidos tiene la más alta prioridad para una nueva carrera. Queremos una carrera cuyo enfoque sea algo más que un fin de semana de carreras de Fórmula 1”, dijo.

“Ciudades como Nueva York, Miami, Los Ángeles o Las Vegas están en nuestra lista. Queremos atraer a muchas personas. Ya tenemos cerrado dos carreras más europeas (Alemania y Francia) en el calendario del próximo año”, concluyó