La Comisión de Ética de la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) anunció este viernes la apertura de procedimientos disciplinarios contra cuatro personas, entre ellos su exresponsable antidopaje y un hijo de Lamine Diack, el expresidente de la organización.

Gabriel Dollé (responsable de la lucha antidopaje hasta diciembre de 2014), Pape Massata Diack (uno de los hijos de Lamine Diack), Valentin Balakhnichev (tesorero de la IAAF hasta diciembre de 2014 y expresidente de la Federación Rusa) y Alexei Melnikov (exentrenador ruso de marcha) son las personas citadas en un comunicado sobre las investigaciones en curso de la Comisión de Ética.

Por otra parte, la IAAF comunicó este viernes el lanzamiento de una auditoría independiente sobre sus finanzas y sobre el conjunto de sus procesos operacionales. Estos anuncios llegan tras unos días muy convulsos en la cabeza del atletismo mundial.  Lamine Diack, que fue presidente de la IAAF hasta agosto, fue imputado esta semana por la justicia francesa por corrupción pasiva y blanqueo agravado.

Los responsables inculpados son sospechosos de haber recibido sumas de dinero en contrapartida a ocultar prácticas dopantes, especialmente en Rusia. En este caso, revelado por reportajes de la televisión alemana ARD en diciembre de 2014 y agosto de 2015, Gabriel Dollé está también imputado, al igual que el asesor jurídico de Lamine Diack, el abogado Habib Cissé.

Sobre los procedimientos disciplinarios, la IAAF precisó que las audiencias de las cuatro personas tendrán lugar en Londres del 16 al 18 de diciembre. Las mismas serán privadas. “La decisiones del panel de expertos (destinado a evaluar esos casos) se harán públicas lo más rápidamente posible”, escribió el presidente de la Comisión de Ética, Michael Beloff, en un comunicado.

En lo que se refiere a la auditoria de las práctica financieras, actualmente en curso, la IAAF indica que ha hecho el encargo a “una empresa internacional de expertos contables independientes”. La misión para la misma es hacer “un examen profundo de los controles operacional y financiero en vista a identificar cualquier debilidad, así como hacer recomendaciones sobre mejores para asegurar que la IAAF opera un control interno de la mejor calidad”.