Mark Covert es un deportista californiano que no ha parado de correr los últimos 16.437 días de toda su vida lo que quiere decir los últimos 45 años.

Conocido como el Forrest Gump real  Covert  empezó a correr cuando apenas tenía 18 años y ha recorrido unos 240 kilómetros lo que es equivalente a unas 20 vueltas todo el mundo ya que para esto ha necesitado un número incalculable de pares zapatillas. Cabe recalcar que este profesor de educación física superó hace unos años una artroscopia para reparar su menisco y al día siguiente, con la rodilla hinchada y una dosis de cortisona para aliviar el dolor, consiguió recorrer su milla necesaria para no romper la racha.

Nada le ha impedido a este superhombre seguir corriendo y es así que entre los meses de julio de 1968 y 2013 ha puesto los pies en todas las condiciones climatológicas imaginables desde cerca de 50 grados en el Valle de la Muerte a 12 bajo cero en algunas cimas del Colorado y por hoy sigue entrenando a pesar de estar enfermo o lesionado. “He entrenado a pesar de estar enfermo o lesionado. Muchas veces no debí haberlo hecho, pero no me arrepiento. Salí a correr incluso los días en que fallecieron mis padres o nacieron mis hijos”, explicaba este auténtico Forrest Gump del mundo real.

Fuente: Marketing Registrado