La Federación Internacional de Tenis (ITF) respaldó la actuación del árbitro portugués Carlos Ramos en el incidente protagonizado por la estadounidense Serena Williams en la final del torneo femenino del Abierto de Estados Unidos.

La ITF hizo público un comunicado en el que destaca la trayectoria y la correcta actuación del juez ante la actitud de la tenista de Florida en el encuentro que perdió contra la japonesa Naomi Osaka.

“Carlos Ramos es uno de los árbitros más experimentados y respetados en el tenis. Las decisiones del señor Ramos estaban de acuerdo con las reglas pertinentes y fueron reafirmadas con la decisión de la organización del Abierto de Estados Unidos de multar a Serena Williams por las tres ofensas que realizó”, señaló la ITF.