La NBA le dio la razón a LeBron James en el partido en el que los Cavaliers perdieron contra los Golden State Warriors 99-92. En los segundos finales del partido, hubo tres infracciones que los jueces del partido no las sancionaron. ‘El Rey’ se quejó por estas actuaciones y comentó  “pero de todas maneras, ¿qué se puede hacer al respecto?”.

A 30 segundos de que finalice el compromiso, Kevin Durant detuvo la trayectoria de LeBron James. En el reporte arbitral publicado por la NBA se especifica que esa acción detuvo la “velocidad, rapidez y equilibrio” del jugador de los Cavaliers. El juego continuó y LeBron perdió la posesión.

En la segunda acción, Durant realizó un tapón pero con falta. Ante esto James dijo que le cometieron 2 infracciones. Así mismo, el jugador de los Caveliers cometió una infracción a Green, sin sancionarla. La NBA reconoció estos errores y busca transparentarlos, ya que el sistema revisión de jugadas ha sido muy criticado.

Fuente: elpais.com