Tuvieron que pasar 1082 partidos para que ‘El Rey’, LeBron James, reciba su primera expulsión en la mejor liga de baloncesto, la NBA. En el partido entre los Cleveland Cavaliers vs Miami Heats, LeBron James ingresó a la zona pintada, lanzó el balón pero James Johnson le obstaculizó. El árbitro del partido, Kane Fitzgerald, decidió no pitar la infracción por lo que LeBron perdió la cabeza.

“Fue la culminación de varias acciones diferentes. Después de no pitar la falta, él se dio la vuelta y lanzó un puñetazo al aire en mi dirección, y se acercó agresivamente hacia mí, usando vulgaridades varias veces”, comentó el juez Fitzgerald. Luego de no recibir la falta, LeBron fue directamente al juez con mucho malestar a reclamarle y este decidió mandarlo a los camerinos.

Me hicieron falta, mostré mi malestar al árbitro y me envió al vestuario. Dije lo que tenía que decir y seguí adelante, pero Fitzgerald decidió otra cosa”, explicó LeBron James. En el partido de la noche de ayer, ‘El Rey’ se fue con 21 puntos anotados, 12 rebotes y 6 asistencias.

Fuente: elmundo.es