Este fin de semana el deporte estadounidense acaparó los principales encabezados del mundo, pero no por las actuaciones dentro del campo de juego, sino por el enfrentamiento que se formó entre varios de los protagonistas y el presidente Donald Trump.

El mandatario criticó a los jugadores de la NFL que protestaron contra la violencia racial y recibió críticas de varias estrellas vinculadas al mundo del deporte.

Entre ellas se destaca LeBron James, quien nunca comulgó con el actual presidente norteamericano. En conferencia de prensa, el basquetbolista de los Cleveland Cavaliers sentenció: “No voy a dejar que un individuo no importa el poder o el impacto que él tenga, use el deporte como una plataforma para dividirnos”. Además, sin nombrar a Trump, el tres veces campeón de la NBA sostuvo: “La gente dirige este país. No un individuo”.

Con respecto al gesto de arrodillarse durante el himno, LeBron, quien hizo campaña para la candidata demócrata, Hillary Clinton, explicó: “No se trata de una falta de respeto de nuestra bandera”, y defendió a sus colegas: “Es muy poderoso lo que hacen”.

Trump había pedido que expulsen a los jugadores que se hinquen durante las estrofas del himno, al considerarlo una falta de respeto a la nación. Sin embargo, desde la NFL explicaron que no tomarán medidas y que no intervendrán en el asunto de ninguna manera.

Otro de los que criticó al mandatario fue la ex figura de la NBA Michael Jordan, quien pidió no “demonizar” a quienes ejercen su derecho de expresarse libre y pacíficamente.

Fuente: infobae.com