La rusa María Sharapova, reconoce que será especial volver a jugar el Open de Australia tras no poder hacerlo el año pasado por su sanción por dopaje. 

En una entrevista para el sitio oficial del torneo la rusa expresó “Es especial estar de vuelta. Aprendí de los momentos malos. Tuve que volver a esforzarme en los torneos más pequeñitos. Mis padres en China estaban muy emocionados”, dijo.

Así mismo manifestó que sabe que no será fácil su camino en el Abierto de Australia pero sabe que tiene que ir partido a partido. “No hay un camino fácil hacia la cima, siempre tienes que comenzar desde abajo y ganar a las mejores si quieres triunfar en este tipo de torneos”.