María Sharapova consiguió el pase a la tercera ronda del Abierto de Estdos Unidos tras vencer 6-7 (4), 6-4 y 6-1 a la húngara Timea Babos. La tenista rusa se empieza a destacar como una firme candidata a llevarse el Grand Slam. Su próxima rival se definirá esta tarde en el partido que disputarán las estadounidenses Sachia Vickery y Sofia Kenin.

Sharapova dio una gran sopresa en primera ronda al derrotar a Simona Halep. Durante su segundo cotejo, la tenista demostró tener una mayor consistencia de juego y su saque fue el arma principal que le permitió adjudicarse la victoria. El primer set lo ganó Babos en desempate 6-7 (4). Al empezar el segundo encuentro, la ex número uno del mundo, alzó completamente su nivel consiguiendo 12 saques directos que le ayudaron a superar 36 errores no forzados que obtuvo por 39 golpes ganadores.

Por su lado, Babos fue inferior los dos sets restantes al cometer 24 errores no forzados con apenas 13 golpes ganadores. No logró ningún aces y cometió una doble falta. Su carencia de consistencia fue aprovechada por Sharapova permitiendo que ella avance a la próxima ronda sin problema. Tras el partido, en la cancha del Arthur Ashe Stadium, la rusa dijo lo siguiente: “Esta fue una de esas jornadas en las que había que agarrarse a la pista y ganar como fuera”.

Sharapova se adjudica esta victoria tras dos horas y 19 minutos de juego. La tenista vuelve a un Grand Slam después de 15 meses de suspensión por dopaje. Este tiempo parece haberle ayudado a la tenista para mejorar su rendimiento y regresar con más fuerza que antes a los primeros lugares del ranking.

Fuente: ABC Deportes