La Fuerza Nacional de Brasil asumió el martes el control de la seguridad en los estadios de Rio 2016

Unos 3.000 soldados adicionales fueron incluidos en la gigantesca operación de seguridad para los Juegos Olímpicos Rio 2016, anunció el ministro de Defensa, Raul Jungmann.

Los dueños de la seguridad tendrán mayor intensidad en su trabajo en las zonas como el aeropuerto internacional, estaciones de tren y arterias viales relevantes. Además, de patrullar algunos de los puntos más turísticos de la ciudad, las tropas trabajarán también en operaciones antiterroristas y en la seguridad de los invitados especiales.

Según el Ministerio de Defensa de Brasil, 6.000 soldados ya están operativos en la ciudad. Doce buques, 29 helicópteros militares y 70 vehículos blindados ayudarán a garantizar la seguridad de los Juegos.