Dieciséis jugadores clasificados en la última década en el ranking mundial de los 50 mejores tenistas podrían haber amañado sus encuentros, entre ellos vencedores de torneos de Grand Slam, señalaron este domingo medios británicos.

“Durante la última década, 16 jugadores del Top 50 mundial fueron señalados ante el comité de ética del tenis por sospechas sobre el amaño de sus partidos”, informa la BBC que, junto a la página web BuzzFeed News, afirma haber tenido acceso a archivos secretos y haber visto pruebas de una corrupción a gran escala en el mundo del tenis.

Según la BBC, “todos estos jugadores, entre ellos vencedores de torneos de Grand Slam, fueron autorizados a continuar su carrera”.

La BBC y BuzzFeed News no revelan, sin embargo, ninguno de los nombres de los jugadores incriminados.

Estas revelaciones llegan horas antes del inicio del Abierto de Australia, primer torneo de Grand Slam de la temporada, que comienza el lunes en Melbourne.

Entre los documentos consultados por los dos medios británicos figuran detalles de las investigaciones llevadas a cabo en 2007 por la ATP.

Estas mismas fuentes afirman también que la investigación reveló que los sindicatos de apostantes en Rusia e Italia apostaban cientos de miles de dólares en partidos que consideraban amañados. Tres de esos partidos se habrían jugado en Wimbledon, según la BBC.

En 2009, la ATP introdujo reglas anticorrupción, pero estas no permiten perseguir delitos cometidos antes de su entrada en vigor.

Según estos medios británicos, ocho de los jugadores incriminados, pero no castigados por la ATP, participarán en el Abierto de Australia.

Los representantes de los sindicatos de apuestas se ponían en contacto con los jugadores en sus habitaciones de hotel durante los grandes torneos, prometiéndoles 50.000 dólares o más como recompensa, apunta BuzzFeed.

La ATP reaccionó subrayando que siempre se ha mostrado intransigente en su lucha contra la corrupción. “Puedo garantizarles que el mundo del tenis se ocupa muy seriamente de esta asunto. Decir que no actuamos de manera apropiada es ridículo”, declaró a BuzzFeed, el presidente de la ATP, Chris Kermode.