El club británico de golf decidió por mayoría de votos el derecho a que las mujeres sean socias activas, con un 80,2% se abolida la ley que ha permanecido hace 273 años desde su fundación en 1744.

Muirfiel permitía a las mujeres jugar en el club, pero no las aceptaba como miembros cuando se intentó implantarse en mayo del pasado año, esta posibilidad fracasó debido a que no se alcanzó la mayoría necesaria, quedándose en un 64% de votos a favor. Como consecuencia El R&A declaró que no permitiría como escenario de la competición a un lugar que no admitiera a las mujeres como miembros y volvería a ser puesto en consideración si adecuaba su política de miembros a la de otros clubes.

Después de esta decisión Martin Slumbers, director ejecutivo de la R&A señaló: “A la luz de la decisión tomada hoy podemos confirmar que Muirfield podrá ser anfitrión del torneo una vez más. Tiene una larga e importante historia acogiendo este torneo y estamos muy interesados en volver a celebrarlo allí en el futuro”, anunció Slumbers en un comunicado.

Henry Fairweather capitán del club expresó  “Estamos deseando dar la bienvenida a las mujeres como miembros que disfrutarán y se beneficiarán de la gran tradición y del espíritu de amistad que caracterizan a este extraordinario club”, declaró el capitán del HCEG.

Muirfield ha sido la sede del Abierto británico en 16 ocasiones desde el año 1982, la última en 2013, con triunfo del estadounidense Phil Mickelson y entre sus ganadores también figura McIlroy, quien había criticado abiertamente su política machista.

Otros conocidos clubes de golf británicos como el Saint Andrews y el Royal St George’s abandonaron esta prohibición en el 2014 y el 2015.