Luego de la histórica medalla de oro conseguida por Neisi Dajomes en halterofilia en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la deportista conversó con los medios de comunicación del país. Agradeció a sus entrenadores y dedicó este logro a Dios y a su madre y hermano, quienes fallecieron en los últimos años.

Neisi hizo historia cuando este domingo 1 de agosto, ganó la presea dorada en halterofilia, división 76 kg. Se impuso con autoridad: 263 kg en el total. En zona mixta brindó sus primera impresiones. “No es nada fácil estar aquí. Hace 2 años perdí a mi madre, hace 3 a mi hermano. Siempre han sido mi soporte y han estado conmigo. Dios cumple sus promesas y el propósito que él tenía en mí”, dijo emocionada la deportista ecuatoriana.

Previo al viaje a Tokio, atravesó días de angustia por test de Covid que arrojaron falsos positivos.  “Fue muy duro, caí en depresión, bajé 2 kilos. Me quedé sola con mi entrenador; siempre tuve contacto con Walter Llerena, es como un segundo padre, siempre me aconsejó. Mi novio, Álvaro Alemán, mi familia, Jaime Ruiz me mantuvieron de pie”, enfatizó. “Sabíamos que había algo raro. Salí solamente yo positivo de Covid y mi entrenador a los pocos días. Decidimos salir de León (España) y viajar a Madrid y allí salieron las pruebas negativas y viajamos a Tokio”, complementó.

“El deportista necesita apoyo, no trabas. Incluso así podemos lograr nuestros sueños. Alexandra Escobar es mi ídolo, es la única mujer de Ecuador que ha llegado a cinco JJ.OO., su trayectoria es digna de admirar. Hay personas que no lo valoran, hizo su propia historia”

Dajomes indicó que le gusta ser femenina con el cuidado de su cabello, uñas e indumentaria y concluyó, “es algo que hasta ahora no me lo creo, el logro que he obtenido más grande es el de persona”.

Foto: @ECUADORolimpico