Tadej Pogacar se llevó la última montaña del Tour de Francia con un nuevo espectáculo en la montaña. El esloveno ya acumula más de 5:45 con sus perseguidores, Jonas Vingegaard y Richard Carapaz.

La jornada 18 comprendió un trazado de alta montaña, con 129.7 km entre Pau y Luz Ardiden.

Los dos últimos puertos del día (ambos de categoría especial) marcaron el ritmo de los ciclistas, pues la fuga se fue desmoronando conforme avanzaban los kilómetros.

La etapa de este jueves brindó una batalla similar a la de su antecesora, con los tres líderes de clasificación como protagonistas. Pogacar, Carapaz y Vingegaard trabajaron con sus equipos para guardar energías antes de encarar el Luz Ardiden.

David Gaudu, el único pedalista que soportó entre los escapados hasta el último tramo, fue capturado en la recta final y liquidado, reduciendo la definición al pequeño grupo de favoritos.

Ya en los kilómetros finales, la pelea se libró entre los tres líderes, Enric Mas y Sep Kuss, aunque este último se despojó poco más adelante.

El del Movistar tomó la ventaja durante unos segundos, pero fue liquidado de inmediato. Finalmente, Pogacar lanzó un ataque imposible de contestar y se fue parado en pedales hasta la meta. El esloveno se adjudicó el liderazgo de la clasificación de la montaña y sigue a la cabeza de la general y en los puntos.

La Locomotora del Carchi, que una vez más demostró que es el único en su equipo que logra seguir el ritmo a los escaladores, fue superado por Vingegaard en los últimos metros y terminó en tercer lugar, asegurándose, de momento, un puesto en el podio de la Grande Boucle.

Si esa marca se mantiene hasta el paseo final en París, el ecuatoriano podría convertirse en el vigésimo ciclista de la historia en estar en el podio de las tres Grandes Vueltas del calendario: Giro de Italia, Vuelta a España y Tour de Francia.

CLASIFICACIÓN GENERAL