El velocista ecuatoriano Álex Quiñónez está suspendido de forma provisional porque no estuvo localizable para los controles antidoping a los que son sometidos los atletas en distintas disciplinas. El atleta dio su versión en un comunicado en sus redes sociales.

Quiñónez es una de las cartas más importantes para lograr una medalla, en la delegación ecuatoriana para los Juegos Olímpicos de Tokio que empiezan el 23 de julio. El esmeraldeño en un comunicado informó que está suspendido de manera provisional y explicó las razones que llevaron a esa medida.

“…en relación a unos supuestos fallos de localización. El expediente ha sido elevado al Tribunal Disciplinario para su resolución, el cual deberá analizar las alegaciones y pruebas aportadas en mi defensa”.

Según el atleta esmeraldeño, hubo un error en la actualización de los datos de localización a una persona a la que delegó subir esa información al sistema denominado ADAMS (Antidoping Administration Management System) , “cometido de forma involuntaria y fortuita”. Hay que señalar que los deportistas deben brindar los datos de su ubicación cuando se encuentran en campamentos de entrenamiento o competencias para los controles doping que pueden ser realizados 24/7 por los agentes de control. Según la Unidad de Integridad, se infringió el art 2.4 del reglamento de la agencia mundial antidopaje que habla de una “combinación de tres casos de incumplimiento de la obligación de someterse a controles o incumplimiento del deber de proporcionar datos de la localización”.

Estas pruebas y a cualquier hora, han sido cuestionadas por tenistas como Rafael Nadal o Novak Djokovic, en su momento. Ahora el tricolor Álex Quiñónez tendrá que otorgar su versión y elementos de descargo, en una carrera contra el tiempo porque los JJ.OO. están muy cerca de comenzar.