El jugador de 39 años Paul Pierce firmó por un partido para retirarse en los Celtics, equipo donde jugo desde 1998.

“Es un honor para mí tener la oportunidad de volver a ser un Celtic de Boston. La organización y la ciudad me adoptaron y me convirtieron en uno de los suyos. No imagino otro lugar para poner punto final a mi carrera en la NBA. Seré un Celtic de por vida”, aseguró el jugador que logró el anillo de campeón con la franquicia de Massachusetts desde 2008. Este sería un contrato simbólico por un día que le permitirá retirase vistiendo la camiseta verde.

Pierce a lo largo de sus 19 temporadas en la NBA ha promediado 19.7 puntos y 3.5 asistencias en los 1.343 partidos que ha disputado, abandonó los Celtics hace cuatro años para recalar en los Brooklyn Nets, donde permaneció una sola temporada (2013-2014). Después llegó a los Washington Wizards, donde también cumplió un solo ejercicio (2014-2015) antes de firmar su último gran contrato con Los Angeles Clippers por dos temporadas.