Vladímir Putin condecoró este jueves a los deportistas rusos por la buena participación en las olimpiadas.

En los Juegos Olímpicos Rusia quedo en cuarto lugar en el medallero con 56 preseas y por este motivo el presidente Ruso Vladímir Putin regalo a cada uno de los medallistas un BMW. “A pesar de que tuvisteis que experimentar duras pruebas, mostrasteis un gran maestría, una gran capacidad de lucha y confirmasteis el sólido lugar de Rusia en el mundo del deporte”, dijo Putin durante la ceremonia oficial.

Los BMW  X6 de color blanco y adornado con con simbología olímpica esperaban a sus dueños en la plaza Roja junto a los muros de Kremlin, lo cual además los medallistas recibieron dinero.

Fuente: El País