El español se impone al suizo en la final (6-2, 6-3 y 6-1, en 2h 05m) y recupera tres años después el trono de París. Ya supera a Pete Sampras en la cifra de grandes y asciende al número dos del ‘ranking’

Rafael Nadal se convierte en inmortal luego de alzarse con su décimo Roland Garros. El español fue dueño y señor de una final que dominó de principio a fin ante el suizo Stan Wawrinca en 2 horas 5 minutos (6/2 6/3 6/1). Ningún tenista había dominado con tanta superioridad un Grand Slam como Rafael Nadal en París. Esta vez el mallorquín no cedió ningún set durante la totalidad del torneo. Tras su última conquista Nadal consigue 15 trofeos mayores y se ubica segundo en el ranking histórico tras los 18 Grand Slams que retiene el suizo Roger Ferderer

La final arrancaba con máxima igualdad en los primeros compases del partido. Un tira y afloja que sirvió para afinar el golpe de ambas raquetas .Ya avisaba Nadal cuando en el marcador se divisaba el 2 a 2, momento en el que el tenista helvético salvaba 3 bolas de break. En cuanto el mallorquín corrigió su saque de entrada pudo marcar el primer break en el sexto juego y el segundo en el último juego de la primera manga:(6/2)

Con la confianza que supone adelantarse en el marcador, Rafael Nadal aprovecha para poner la directa y entrar como un rodillo en la segunda manga. El español es capaz de encadenar 5 juegos victoriosos, con lo que rompe el primer servicio del helvético y toma la ventaja del segundo set (2/0). Otra vez aparecía una cuesta arriba para Wawrinca que intentaba engancharse al partido en el segundo servicio de Nadal donde el mallorquín salvaba 2 bolas de break. Pero solo fue un espejismo, ya que para entonces Wawrinca se fue desinflado poco a poco ante el intratable tenis de Nadal. Al español, que desplegaba un juego perfecto a nivel técnico y mantuvo en todo momento al suizo fuera de la línea de fondo, solo le bastó con confirmar su saque para tomar aún más ventaja y meterse media final en el bolsillo: (6/3).

En la tercera manga Rafael Nadal vuelve a quebrar el primer servicio del suizo para tomar ventaja (2/0). Wawrinka que es consciente de su inferioridad, intenta engancharse a la final con algunos golpes desesperados que son contrarrestados magistralmente por el ibérico. Al suizo le cuesta un mundo asegurarse su servicio y como consecuencia vuelve a tropezar en el quinto juego (4/1). Wawrinca quemaba de esta manera su penúltimo cartucho mientras que Nadal decidió poner tierra de por medio encadenando otros dos juegos que le otorgarían merecidamente su décima copa de los mosqueteros: (6/1).

Fuente: es.rfi.fr